Conceptos Categóricos

TROMBOCITOPENIA Y MORTALIDAD EN COVID-19

TROMBOCITOPENIA Y MORTALIDAD EN COVID-19


Wuhan, China
La trombocitopenia es común en los pacientes con COVID-19 y se asocia con riesgo aumentado de mortalidad intrahospitalaria. La mortalidad se incrementa en la medida en que el recuente de plaquetas disminuye.

Journal of Thrombosis and Haemostasis 1-4

Autores:
Shang Y

Institución/es participante/s en la investigación:
Huazhong University of Science and Technology

Título original:
Thrombocytopenia and Its Association with Mortality in Patients with COVID?19

Título en castellano:
Trombocitopenia y su Asociación con la Mortalidad en Pacientes con COVID-19

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.97 páginas impresas en papel A4
Introducción
El nuevo coronavirus del síndrome respiratorio agudo grave (severe acute respiratory syndrome coronavirus 2 [SARS-CoV-2] se ha propagado rápidamente en todo el mundo; se asocia con un amplio espectro de manifestaciones clínicas, denominadas por la Organización Mundial de la Salud como enfermedad por el nuevo coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés). Las complicaciones asociadas con COVID-19, entre ellas la insuficiencia respiratoria y el daño cardíaco, se asocian con índices altos de mortalidad. En un estudio a pequeña escala, la frecuencia de trombocitopenia fue de 12% y en otro trabajo, el 36.2% de los enfermos presentó recuento de plaquetas por debajo de 150 x 109/l. Sin embargo, por el momento, la asociación entre la trombocitopenia y el riesgo de mortalidad no se conoce con precisión. En el presente estudio con una amplia muestra de enfermos de un único hospital de Wuhan, China, se analiza la asociación entre la trombocitopenia y la evolución de los enfermos con COVID-19; además, se describe la epidemiología del trastorno hematológico en estos enfermos.

Pacientes y métodos
Se analizaron pacientes consecutivos con COVID-19 confirmada, desde fines de diciembre de 2019 hasta 25 de febrero de 2020. El diagnóstico preliminar de COVID-19 se basó en los criterios de la Organización Mundial de la Salud y se confirmó con la detección de ARN de SARS-CoV-2. El hemograma, incluido el recuento de plaquetas, fue un estudio de rutina realizado en los pacientes en el momento de la internación. Para cada enfermo se identificó el recuento más bajo de plaquetas, categorizado en 4 grupos: 0 a 50, 50 a 100, 100 a 150 o 150 o más x 109/l. Las variables continuas y categóricas se expresan como medianas con rango intercuartílico (RIC) y porcentajes (recuento). Las diferencias entre los sujetos que sobrevivieron y los que fallecieron se analizaron con pruebas de Wilcoxon o de Fisher. Se utilizaron modelos lineales generalizados para estimar el relative risk (RR) de muerte, según el sexo, la edad y el recuento más bajo de plaquetas. Los valores de p < 0.05 se consideraron estadísticamente significativos.

Resultados
Se analizaron 1476 enfermos (1238 sobrevivientes [83.9%], y 218 fallecidos [16.1%]). La mediana de edad fue de 57 años (RIC: 47 a 67) y el 52.6% (n: 776) fueron de sexo masculino. Se identificaron 4663 recuentos de plaquetas. Al considerar el límite inferior de normalidad de 125 x 109/l, se comprobó trombocitopenia en 306 pacientes (20.7%). Los índices de mortalidad disminuyeron en la medida en que el recuento más bajo de plaquetas aumentó: 0 a 50, mortalidad del 92.1%; 50 a 100, mortalidad del 61.2%; 100 a 150, mortalidad del 17.5%, y 150, mortalidad de 4.7%. En comparación con los sobrevivientes, los pacientes que fallecieron fueron de más edad (mediana de 56 y de 67 años respectivamente; p < 0.001) y por lo general de sexo masculino (50% respecto de 65.5%; p < 0.001). La trombocitopenia fue un hallazgo más común entre los pacientes que no sobrevivieron, en comparación con los sobrevivientes (72.7% y 10.7%, respectivamente; p < 0.001). Los enfermos que fallecieron tuvieron un recuento más bajo de plaquetas significativamente inferior (79 [43 a 129] en comparación con 203 [155 a 257], p < 0.001). Cuando se aplicaron modelos lineales generalizados, el RR de mortalidad atribuible a la edad fue de 1.03 (intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 1.02 a 1.04) por cada año de aumento en la edad. En comparación con las mujeres, los hombres tuvieron RR de 1.29 (IC 95%: 1.06 a 1.57). Al considerar el recuento plaquetario de referencia (150 -), los recuentos más bajos de plaquetas (100 a 150, 50, 100 y 0, 50) se asociaron con RR de 3.42 (IC 95%: 2.36 a 4.96), 9.99 (IC 95%: 7.16 a 13.94) y 13.68 (IC 95%: 9.89 a 18.92), respectivamente.

Conclusión
En el presente estudio realizado con una amplia cohorte de pacientes se observó que el 20.7% presentó trombocitopenia; en los grupos de recuento de plaquetas de 0, 50; 50, 100; 100 a 150 y 150 -, los índices de mortalidad fueron de 92.1%, 61.2%, 17.5% y 4.7%, respectivamente. Luego de considerar la edad y el sexo, la tendencia en los índices de mortalidad intrahospitalaria se correlacionó, de manera directa, con la magnitud de descenso del recuento de plaquetas. El porcentaje de pacientes con trombocitopenia fue más bajo que el que ha sido referido en enfermos con SARS; en pacientes con SARS-CoV, la frecuencia de trombocitopenia fue de 40% a 50%. Es posible que la infección por SARS-CoV2 se asocie con compromiso de las células en médula ósea. El SARS-CoV y el SARS-CoV-2 comparten el 79% de la secuencia genómica y el mismo receptor para el ingreso del virus a las células del hospedero (receptor de enzima convertidora de angiotensina 2), de modo que es posible que SARS-CoV-2 induzca trombocitopenia por mecanismos similares. En un estudio de coagulopatía asociada con COVID-19, el 71.4% de los pacientes que fallecieron reunieron los criterios de la Society on Thrombosis and Haemostasis para coagulación intravascular diseminada, asociada con mayor consumo de plaquetas. SARS-CoV2 induce daño alveolar difuso, atrapamiento de megacariocitos y dificultades para la liberación de las plaquetas de los megacariocitos. El estudio tuvo un diseño retrospectivo y el recuento de plaquetas en cada enfermo se obtuvo en diferentes momentos; además, sólo se analizaron pacientes internados en una institución de la China. Por lo tanto, los hallazgos deberán ser confirmados en investigaciones futuras.
ua40317