Conceptos Categóricos

LA ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS 2019 EN EMBARAZADAS Y RECIENTEMENTE EMBARAZADAS

LA ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS 2019 EN EMBARAZADAS Y RECIENTEMENTE EMBARAZADAS


Birmingham, Reino Unido
Las embarazadas y recientemente embarazadas tendrían menos probabilidades de manifestar síntomas de fiebre y mialgia relacionados con la enfermedad por coronavirus 2019 que las mujeres no embarazadas en edad reproductiva pero, serían más propensas a necesitar tratamiento de cuidados intensivos

BMJ 370(3320):1-14

Autores:
Thangaratinam S

Institución/es participante/s en la investigación:
University of Birmingham

Título original:
Clinical Manifestations, Risk Factors, and Maternal and Perinatal Outcomes of Coronavirus Disease 2019 in Pregnancy: Living Systematic Review and Meta-analysis

Título en castellano:
Las Manifestaciones Clínicas, los Factores de Riesgo, y Resultados Maternos y Perinatales de la Enfermedad por Coronavirus 2019 en el Embarazo: Revisión Sistemática Continua y Metanálisis

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.95 páginas impresas en papel A4
Introducción
Desde que surgió a fines de 2019 la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19, por sus siglas en inglés), causada por el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2, por sus siglas en inglés), el número de casos confirmados y la mortalidad y morbilidad asociadas han aumentado rápidamente. Las embarazadas se consideran un grupo de alto riesgo debido a las preocupaciones sobre el efecto de la COVID-19 en ellas durante y después del embarazo, y en sus recién nacidos. Las publicaciones sobre la COVID-19 en el embarazo han aumentado considerablemente. El objetivo de la presente revisión sistemática continua y metanálisis fue determinar las manifestaciones clínicas, los factores de riesgo y los resultados maternos y perinatales en embarazadas y recientemente embarazadas con COVID-19 confirmado o sospechado.   

Métodos
La búsqueda bibliográfica se realizó en Medline, Embase, la base de datos Cochrane, la base de datos COVID-19 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), China National Knowledge Infrastructure (CNKI), y la base de datos Wanfang desde diciembre de 2019 a junio de 2020. Se realizaron búsquedas adicionales en servidores de preimpresión, redes sociales y listas de referencias. Se incluyeron estudios de cohortes que informan las tasas, las manifestaciones clínicas (síntomas, hallazgos de laboratorio y radiológicos), factores de riesgo, y resultados maternos y perinatales en embarazadas y recientemente embarazadas con COVID-19 confirmado o sospechado. El grupo de recientemente embarazadas incluyó mujeres en el período posparto y postaborto. Los datos se extrajeron de forma independiente. La calidad de los estudios fue evaluada. Se realizó un metanálisis de efectos aleatorios, con estimaciones agrupadas como odds ratios (OR) y proporciones con intervalos de confianza del 95% (IC 95%). La heterogeneidad se analizó con el estadístico I2. Todos los análisis se actualizarán de forma periódica.  

Resultados
Se incluyeron 77 estudios de cohortes (55 comparativos y 22 no comparativos). Todos los estudios analizaron muestras respiratorias mediante reacción en cadena de polimerasa con transcriptasa inversa (RT-PCR) para confirmar la presencia de SARS-CoV-2, y 23 estudios diagnosticaron adicionalmente COVID-19 basándose en la sospecha clínica. En general, el 10% (IC 95% = 7% a 14%; 28 estudios, 11 432 mujeres) de las embarazadas y recientemente embarazadas que asistieron o ingresaron al hospital por cualquier motivo fueron diagnosticadas con COVID-19 sospechado o confirmado. Las tasas variaron según la estrategia de muestreo. Las manifestaciones clínicas más frecuentes de la COVID-19 en el embarazo fueron fiebre (40%) y tos (39%); los hallazgos de laboratorio más frecuentes fueron linfopenia (35%) y niveles elevados de proteína C reactiva (49%). En comparación con las mujeres no embarazadas en edad reproductiva, las embarazadas y recientemente embarazadas con COVID-19 tenían menos probabilidades de informar síntomas de fiebre (OR = 0.43; IC 95% = 0.22 a 0.85; I2 = 74%; 5 estudios; 80 521 mujeres) y mialgia (OR = 0.48, IC 95% = 0.45 a 0.51 = I2: 0%; 3 estudios; 80409 mujeres) y tenían más probabilidades de ingresar en la unidad de cuidados intensivos (OR = 1.62, IC 95% = 1.33 a 1.96; I2 = 0%) y requerir ventilación invasiva (OR = 1.88; IC 95% = 1.36 a 2.60; I2 = 0%; 4 estudios, 91 606 mujeres). Un total de 73 embarazadas (0.1%, 26 estudios, 11 580 mujeres) con COVID-19 confirmado murieron por cualquier causa. Los factores de riesgo asociados con COVID-19 grave fueron edad materna avanzada (OR = 1.78; IC 95% = 1.25 a 2.55; I2 = 9%; 4 estudios; 1058 mujeres), índice de masa corporal alto (OR = 2.38, IC 95% = 1.67 a 3.39; I2 = 0%; 3 estudios; 877 mujeres), hipertensión crónica (OR = 2.0, IC 95% = 1.14 a 3.48; I2 = 0%; 2 estudios; 858 mujeres) y diabetes preexistente (OR = 2.51, IC 95% = 1.31 a 4.80; I2 = 12%; 2 estudios; 858 mujeres). La comorbilidad materna preexistente fue un factor de riesgo para el ingreso en la unidad de cuidados intensivos (OR = 4.21, IC 95% = 1.06 a 16.72; I2 = 0%; 2 estudios; 320 mujeres) y la ventilación invasiva (OR = 4.48, IC 95% = 1.40 a 14.37; I2 = 0%; 2 estudios; 313 mujeres). La tasa de partos prematuros espontáneos fue del 6% (IC 95% = 3% a 9%; I2: 55%; 10 estudios; 870 mujeres) en mujeres con COVID-19. Las probabilidades de parto prematuro (OR = 3.01; IC 95% = 1.16 a 7.85; I2 = uno %; 2 estudios; 339 mujeres) fueron altas en las embarazadas con COVID-19 en comparación con las que no tenían la enfermedad. La cuarta parte de todos los recién nacidos de madres con COVID-19 fueron admitidos en la unidad neonatal (25%) y tenían un mayor riesgo de ingreso (OR = 3.13; IC 95% = 2.05 a 4.78; I2 = no estimable; un estudio, 1121 recién nacidos) que los nacidos de madres sin COVID-19.  

Conclusión
Las embarazadas y recientemente embarazadas tendrían menos probabilidades de manifestar síntomas de fiebre y mialgia relacionados con el COVID-19 que las mujeres no embarazadas en edad reproductiva pero serían más propensas a necesitar tratamiento de cuidados intensivos para el COVID-19. Las comorbilidades preexistentes, la edad materna avanzada y el índice de masa corporal alto parecen ser factores de riesgo de COVID-19 grave. Las tasas de nacimientos prematuros serían altas en las embarazadas con COVID-19 que en las embarazadas sin esta enfermedad.
ua40317

Imprimir esta página
-->