Conceptos Categóricos

COVID-19 EN PACIENTES CON ARTRITIS REUMATOIDEA

COVID-19 EN PACIENTES CON ARTRITIS REUMATOIDEA


Teherán, Irán
En esta serie de 10 pacientes con artritis reumatoidea y COVID-19 se observó tos seca en el 40% de los casos; las mialgias y la debilidad aparecieron en el 80% de los pacientes como síntomas de presentación, en tanto que el 50% presentó náuseas y vómitos, diarrea, anorexia o dolor abdominal.

Clinical Rheumatology 1-6

Autores:
Saburi A

Institución/es participante/s en la investigación:
Baqiyatallah University of Medical Sciences

Título original:
COVID-19 in Rheumatoid Arthritis cases: An Iranian Referral Center Experience

Título en castellano:
COVID-19 en Pacientes con Artritis Reumatoidea: Experiencia de un Centro de Derivación en Irán

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.79 páginas impresas en papel A4


Introducción
La pandemia de enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés) es causa de importante ansiedad y temor, especialmente entre los sujetos considerados como grupos en riesgo, por ejemplo pacientes con diabetes o enfermedades cardíacas y pulmonares, y enfermos tratados con agentes inmunosupresores. Hasta la fecha se dispone de muy poca información acerca de las características clínicas de COVID-19 en pacientes con trastornos reumatológicos. Se ha sugerido que los pacientes con artritis reumatoidea (AR) serían más vulnerables a COVID-19; asimismo, estos pacientes podrían tener mayor morbilidad, debido a que los pulmones están frecuentemente afectados en pacientes con AR. Irán es una de los países con las cifras más altas de pacientes con COVID-19; en el presente estudio se describen las manifestaciones clínicas de la infección en 10 pacientes con AR y COVID-19 confirmada por pruebas de laboratorio.

Pacientes y métodos
El Baqiyatallah Hospital es un hospital universitario en la capital de Irán, Teherán, seleccionado con centro de derivación para la asistencia de pacientes con COVID-19; en la institución se diagnosticaron, trataron e internaron más de 10 000 pacientes con COVID-19. Se analizaron 10 pacientes con infección confirmada por SARS-CoV-2 y AR para quienes se dispuso de información clínica, radiológica y de laboratorio.

Resultados
La mayoría de los pacientes tenían más de 55 años y en su mayoría fueron mujeres. Los fármacos más utilizados para la AR fueron metotrexato y prednisolona; 4 enfermos recibieron hidroxicloroquina como inmunomodulador de COVID-19. Sólo 4 pacientes referían tos seca; los síntomas más frecuentes fueron la fiebre y las mialgias (n: 7), la disnea (n: 5), y los síntomas gastrointestinales, como anorexia (n: 2), náuseas (n: 3) y diarrea (n: 2). Ocho de los diez enfermos refirieron debilidad y mialgias como manifestaciones clínicas iniciales, en tanto que 5 pacientes presentaron manifestaciones clínicas gastrointestinales, como náuseas, vómitos, diarrea, anorexia y dolor abdominal. En el estudio bioquímico de rutina, 3 pacientes presentaron trombocitopenia, 2 enfermos tuvieron leucopenia y 2 pacientes presentaron anemia (2 enfermos tuvieron dos anormalidades y 1 paciente presentó pancitopenia). La velocidad de sedimentación globular estuvo aumentada en todos los pacientes y 9 enfermos también presentaron niveles séricos altos de proteína C-reactiva (PCR). Un enfermo presentó concentración elevada de troponina; la concentración de procalcitonina estuvo normal en todos los enfermos. Nueve pacientes tuvieron niveles anormales de lactato deshidrogenasa; las transaminasas ALT y AST estuvieron aumentadas en 4 y 7 casos, respectivamente. Tres pacientes tuvieron aumento de la concentración de CPK. Todos los pacientes presentaron patrón anormal en la tomografía computarizada de alta resolución; 9 de los 10 enfermos presentaron consolidación bilateral multifocal u opacidades en vidrio esmerilado.

Conclusión
COVID-19 puede asociarse con infección respiratoria fatal y con afectación de otros órganos y sistemas, como los riñones y el corazón. Los índices de mortalidad están entre 1% y 5%, pero pueden ser más altos entre los pacientes con trastornos asociados con compromiso del sistema inmunológico o tratados con fármacos que inducen inmunosupresión. La AR es una de las enfermedades reumatológicas más frecuentes. En la presente serie de 10 pacientes con AR y COVID-19 se observó tos seca sólo en el 40% de los enfermos; en cambio, las mialgias y la debilidad fueron manifestaciones clínicas comunes (en el 80% de los casos como síntomas de presentación). Los síntomas gastrointestinales también fueron frecuentes; el 50% de los enfermos presentaron náuseas y vómitos, diarrea, anorexia o dolor abdominal. El 30% de los pacientes presentó trombocitopenia y la eritrosedimentación estuvo elevada en todos los enfermos; el 90% de los enfermos presentó niveles altos de PCR y LDH. El 90% presentó hallazgos característicos en la tomografía computarizada de alta resolución (consolidación multifocal bilateral u opacidades en vidrio esmerilado). Se requieren más estudios para determinar, con precisión, el papel de las drogas antirreumáticas modificadoras de la enfermedad en la evolución clínica de COVID-19.
ua40317

Imprimir esta página
-->