Conceptos Categóricos

COVID-19 Y TRATAMIENTO DEL INFARTO AGUDO DE MIOCARDIO CON ELEVACIÓN DEL SEGMENTO ST

COVID-19 Y TRATAMIENTO DEL INFARTO AGUDO DE MIOCARDIO CON ELEVACIÓN DEL SEGMENTO ST


Barcelona, España
La pandemia de enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés) se asoció con una disminución en el número de pacientes con infarto agudo de miocardio con elevación del segmento ST (IMAEST), un aumento del tiempo entre el inicio de los síntomas y la reperfusión y un aumento en la mortalidad hospitalaria. En cambio, la pandemia se no asoció con cambios en la estrategia de reperfusión. La combinación de infección por SARS-CoV-2 e IAMEST fue relativamente infrecuente.

Revista Española de Cardiología 73(12):994-1002

Autores:
Rodríguez-Leor O

Institución/es participante/s en la investigación:
Hospital Universitario Germans Trías i Pujol

Título original:
Impacto de la COVID-19 en el Tratamiento del Infarto Agudo de Miocardio con Elevación del Segmento ST. La Experiencia Española

Título en castellano:
Impacto de COVID-19 en el Tratamiento del Infarto Agudo de Miocardio con Elevación del Segmento ST. La Experiencia Española

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.01 páginas impresas en papel A4
Introducción
El 31 de diciembre de 2019 en Wuhan, provincia de Hubei (China), se comunicaron los primeros casos de neumonía de etiología desconocida. El 9 de enero de 2020 se identificó un nuevo coronavirus, coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (Severe Acute Respiratory Syndrome [SARS]-CoV-2), como el agente causal de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés). La infección se propagó rápidamente y el 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud declaró el estado de pandemia. Hasta 1 de mayo de 2020 se habían diagnosticado 1.6 millones de casos en 179 países de los 5 continentes, con casi 100.000 muertes confirmadas. El 14 de marzo, el Gobierno de España activó el estado de alarma, que limitaba la movilidad de todos los ciudadanos, excepto los que trabajaban en hospitales o centros de salud, en instituciones financieras o en la venta de alimentos o productos farmacéuticos y en la cobertura de necesidades básicas. COVID-19 ha generado repercusiones sin precedentes en el comportamiento de la sociedad y en el funcionamiento del sistema sanitario. Durante el brote actual de COVID-19, algunos estudios preliminares han resaltado una disminución del número de pacientes con infarto agudo de miocardio con elevación del segmento ST (IAMEST), en instituciones de Europa y Norteamérica; sin embargo, se dispone de muy poca información sobre las consecuencias de la pandemia sobre la atención del IAMEST, en términos de la demora hasta la reperfusión, las estrategias de revascularización y los resultados clínicos. El objetivo del presente estudio fue comparar las características clínicas, el tratamiento y los resultados hospitalarios en una cohorte de ámbito nacional de pacientes con IAMEST que fueron atendidos en los primeros 30 días siguientes al confinamiento aplicado en España, durante la pandemia actual de COVID-19 con los de pacientes que fueron atendidos antes de la pandemia.

MÉTODOS
En España existen 17 redes regionales de servicio público de asistencia del IAMEST, que incluyen 83 hospitales con capacidad de intervención coronaria percutánea primaria (ICPp) en programas que están en funcionamiento ininterrumpido todos los días del año. En 2018, se realizaron 21 261 intervenciones por IAMEST (en el 91.6%, ICPp, en el 3.2% ICP de rescate y en el 5.1% de los casos, estrategias de ICP ordinaria temprana luego de la fibrinólisis), es decir 417 ICPp por cada millón de habitantes.. En 2019, la Asociación de Cardiología Intervencionista de la Sociedad Española de Cardiología patrocinó un registro prospectivo de pacientes consecutivos con IAMEST que fueron tratados en las redes de asistencia al IAMEST. El objetivo de este registro es detectar las diferencias interregionales en el tratamiento del IAMEST. Para el presente estudio nacional, retrospectivo y observacional se evaluaron pacientes consecutivos atendidos en 75 centros, con la finalidad de comparar las características de los pacientes y de los procedimientos y los resultados hospitalarios en 2 cohortes según se los hubiera tratado antes o durante la COVID-19.

Resultados
Los casos con sospecha de IAMEST disminuyeron en 27.6% y los pacientes con IAMEST confirmado se redujeron de 1.305 a 1.009, o sea en un 22.7%. No se registraron diferencias en la estrategia de reperfusión, ya que en más del 94% se realizó angioplastia primaria. El tiempo de isquemia (tiempo entre el inicio de los síntomas y la reperfusión) fue más largo durante la pandemia de COVID-19 (233 minutos, en comparación con 200 minutos; p < 0.001), sin diferencias en el tiempo entre el primer contacto con el profesional y la reperfusión (110 minutos en los dos casos). La mortalidad hospitalaria fue mayor durante la pandemia de COVID-19 (7.5%, en comparación con 5.1%; odds ratio [OR] sin ajuste: 1.50; intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 1.07 a 2.11; p < 0.001). La asociación se mantuvo en los modelos con ajuste según los factores de confusión (OR con ajuste: 1.88; IC95%: 1.12 a 3.14; p = 0.017). La incidencia de infección confirmada por SARS-CoV-2 fue del 6.3%.

Conclusión
En el presente estudio se evaluaron las consecuencias de la pandemia de COVID-19 sobre el tratamiento de los pacientes con IAMEST atendidos en redes de asistencia de toda España, uno de los países más afectados por COVID-19. Se compararon 2 cohortes de pacientes con IAMEST: antes de COVID-19 (del 1 al 30 de abril de 2019) y durante COVID-19 (del 16 de marzo al 14 de abril de 2020).   Los resultados del estudio observacional de ámbito nacional revelan una disminución del número de pacientes con IAMEST tratados durante la pandemia de COVID-19, con una prolongación del tiempo entre el inicio de los síntomas y la reperfusión y un incremento de la mortalidad hospitalaria al doble. No se detectaron cambios en la estrategia de reperfusión. La concomitancia de infección por el SARS-CoV-2 con IAMCEST fue poco frecuente, pero tuvo repercusión en la mortalidad hospitalaria.
ua40317

Imprimir esta página
-->