Conceptos Categóricos

PANDEMIA DE COVID-19 Y PSORIASIS EN NIÑOS

PANDEMIA DE COVID-19 Y PSORIASIS EN NIÑOS

El presente estudio demuestra consecuencias importantes de la pandemia de enfermedad por coronavirus 2019 en niños con psoriasis. Las consultas remotas tienen un papel decisivo en el abordaje de los pacientes, ya que por este medio es posible brindar información y renovar los tratamientos. Los datos serán de gran ayuda la mejoría y la monitorización de las dermatosis crónicas en niños y adultos, en el contexto de la crisis actual y en eventuales crisis futuras.

Annales de Dermatologie et de Venereologie 1-6

Autores:
Mahé E

Institución/es participante/s en la investigación:
hôpital Victor-Dupouy

Título original:
Impact of the COVID-19 Pandemic on Children with Psoriasis

Título en castellano:
Consecuencias de la Pandemia de COVID-19 en Niños con Psoriasis

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.99 páginas impresas en papel A4
Introducción
La propagación de coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (Severe Acute Respiratory Syndrome [SARS]-CoV-2) en el mundo comenzó en diciembre de 2019; hasta 10 de junio de 2020, en Francia, unos 155 000 sujetos tuvieron enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés) confirmada, y se registraron casi 30 000 decesos. La edad, la enfermedad coronaria, la diabetes, la obesidad y la hipertensión arterial se identificaron como factores de riesgo de COVID-19 grave; sin embargo, los efectos de la terapia inmunosupresora sobre la evolución de COVID-19 se conocen poco. Las autoridades sanitarias de los distintos países implementaron medidas de restricción social para reducir la diseminación de virus; se alertó acerca de los posibles efectos deletéreos de las drogas inmunosupresoras que se utilizan para el tratamiento de las enfermedades crónicas. Asimismo, surgió preocupación con el posible agravamiento de las enfermedades cutáneas crónicas, en el contexto de las medidas de restricción que complican el inicio o la continuidad de terapias sistémicas. Los efectos directos de COVID-19 sobre las patologías de la piel también deben ser tenidos en cuenta. La prevalencia de psoriasis en niños de Europa es de 0.5% a 1% y entre 10% y 20% de los pacientes tienen enfermedad moderada a grave. En estos pacientes suele ser necesario el tratamiento inmunosupresor (sobre todo con metotrexato) o el uso de terapias biológicas. Existe algo de información acerca de la psoriasis en adultos durante la pandemia de COVID-19, pero no se dispone de información específica para los niños. El objetivo del presente estudio fue analizar las consecuencias de la pandemia de COVID-19 en pacientes con psoriasis de Francia y determinar las consecuencias de la psoriasis sobre el cumplimiento de las medidas sociales y de prevención de la infección.

Pacientes y métodos
Se incluyeron pacientes de menos de 18 años; los datos se obtuvieron con un cuestionario anónimo de 30 secciones, difundido entre 10 y 29 de junio de 2020 por diversos medios online, como la página web de la Association France Psoriasis, y de la French Society of Dermatology. El cuestionario consiste en dos partes; la primera permite conocer las características demográficas de los niños con psoriasis, en tanto que la segunda incluye preguntas para determinar las consecuencias de la pandemia y la cuarentena sobre la psoriasis en niños y para determinar los efectos de la psoriasis sobre la adopción de las medidas de prevención de la infección. La psoriasis grave se definió como la psoriasis que requirió tratamiento sistémico (convencional o con agentes biológicos), mientras que la psoriasis leve a moderada fue la se trató sin terapia sistémica. Para los análisis estadísticos se tuvieron en cuenta la edad (adolescentes, 13 años o más, niños y lactantes), el riesgo de COVID-19 en la región de residencia (riesgo alto o riesgo bajo) y la gravedad de la psoriasis (grave o leve); se considera que todos estos parámetros influyen en el abordaje de la enfermedad, el riesgo de infección y la respuesta de los pacientes. Las comparaciones estadísticas se realizaron con pruebas de la t, de χ2 o de Fisher, según el caso; los valores de p < 0.05 se consideran estadísticamente significativos.

Resultados
En total se evaluaron 92 niños: 71.7% tenían psoriasis en el momento de la cuarentena y el 45.2% utilizaba tratamientos sistémicos; dos pacientes presentaron COVID-19. Durante la cuarentena, la psoriasis se agravó en el 47.3% de los pacientes; el 18.8% interrumpió la terapia por vía sistémica, esencialmente por cuestiones vinculadas con la pandemia. Un total de 41.3% de los enfermos realizaron consultas durante la cuarentena, 71.1% de ellas de manera remota; el 39.5% de las consultas obedeció a agravamiento de la psoriasis, y el 21.1% por aspectos relacionados con la pandemia. Entre los pacientes que no realizaron consultas, las mismas fueron anuladas por los profesionales en el 27.5% de los casos, en tanto que el 9.3% de los pacientes refirió preocupación para asistir al control. El 22.8% de los pacientes refirieron dificultades para las medidas de higiene, como consecuencia de la psoriasis, especialmente la aplicación de desinfectantes de manos a base de alcohol (47.6%), el lavado frecuente de manos (42.9%), y la utilización de barbijos (28.6%).




Conclusión
En el presente estudio con 92 niños con psoriasis realizado en el ámbito de la práctica rutinaria de Francia, alrededor de la mitad de los pacientes presentó exacerbaciones de la enfermedad durante la cuarentena, el 14% abandonó el tratamiento, esencialmente por factores relacionados con la pandemia, y el 23% refirió dificultades para cumplir las medidas de prevención, como consecuencia de la enfermedad de base; alrededor de las tres cuartas partes de las consultas se realizaron de manera remota. Los datos serán de gran ayuda para mejorar y adaptar la monitorización de las dermatosis crónicas en niños y adultos en el contexto de la crisis actual y en crisis futuras.

 
 

 
ua40317

Imprimir esta página
-->