Conceptos Categóricos

EL MONITOREO DE LAS INFECCIONES POR SARS-COV-2 EN LOS ENTORNOS EDUCATIVOS

EL MONITOREO DE LAS INFECCIONES POR SARS-COV-2 EN LOS ENTORNOS EDUCATIVOS


Brooklyn, EE.UU.
El análisis de saliva agrupado para detectar la presencia de coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave puede ser un componente fundamental para la reapertura de escuelas al minimizar el riesgo de transmisión dentro de la escuela entre estudiantes y profesores.

EclinicalMedicine 38(101028):1-12

Autores:
Premsrirut PK

Institución/es participante/s en la investigación:
Mirimus Inc

Título original:
Implementation of a Pooled Surveillance Testing Program for Asymptomatic SARS-CoV-2 Infections in K-12 Schools and Universities

Título en castellano:
Implementación de un Programa de Prueba de Vigilancia Agrupada para Infecciones Asintomáticas por SARS-CoV-2 en Escuelas K-12 y Universidades

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.96 páginas impresas en papel A4
Introducción
El número de pruebas diarias para el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2, por sus siglas en inglés) en los Estados Unidos aumentó de aproximadamente 400 000 en el verano de 2020, a un millón de pruebas diarias en septiembre, a 2 millones en enero de 2021. A pesar de este aumento, el acceso a pruebas asequibles sigue siendo limitado. Dado que se cree que los casos asintomáticos y presintomáticos son los principales impulsores de la propagación del SARS-CoV-2, las pruebas de vigilancia de personas asintomáticas para detectar la presencia de SARS-CoV-2 han sido recomendadas por funcionarios de salud pública para interrumpir las cadenas de transmisión. El impacto negativo de los continuos cierres de escuelas durante el pico de la pandemia de enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19, por sus siglas en inglés) justifica el establecimiento de estrategias rentables para la vigilancia y detección para reabrir y monitorear de manera segura la posible transmisión dentro de la escuela. El objetivo del presente estudio fue presentar un enfoque novedoso para aumentar la disponibilidad de pruebas de COVID-19 repetitivas y de rutina que, en última instancia, pueden reducir la carga viral general en la comunidad.  

Métodos
Se implementó un programa de pruebas utilizando un método de vigilancia agrupado que incluyó a estudiantes, profesores y personal de escuelas K-12 (rango de edad de los estudiantes de 5 a 18 años) y universidades (rango de edad de los estudiantes > 18 años) en todo el país. El método utilizado se basó en un programa de pruebas agrupadas que utiliza un modelo de vigilancia de reacción en cadena de polimerasa (PCR) en tiempo real, cuantitativo y basado en saliva desarrollado en laboratorio, adoptado por numerosos distritos escolares en cuatro estados noreste de los Estados Unidos. Los participantes fueron evaluados 1.2 veces por semana utilizando el programa agrupado de pruebas de veinticuatro a uno (24: 1). Las muestras de saliva se agruparon según las pautas de "entorno de exposición común" de las organizaciones en grupos de hasta 24 personas que comparten el mismo entorno de exposición (es decir, el mismo salón de clases, la misma oficina). Las muestras de saliva se recibieron en volúmenes comprendidos entre < 0.5 y 1.5 ml. El análisis de los datos se realizó mediante estadística descriptiva, concordancia kappa y análisis de detección de valores atípicos.  

Resultados
Desde el 27 de agosto de 2020 hasta el 13 de enero de 2021, se recolectaron 253 406 muestras de saliva de estudiantes, profesores y personal de 93 escuelas K-12 y 19 universidades. El número de grupos recolectados de cada una de las 112 instituciones varió de 1 a 92 grupos (media: 13, mediana: 7) por escuela cada día. Cada grupo contenía de dos a 24 (media: 21, mediana: 23) muestras de saliva individuales. De los 114 73 grupos, 542 grupos fueron positivos (4.7% de tasa de positividad del grupo), con cero a 56 (media: 4.9, mediana: 2) grupos positivos por institución. Mediante este método se detectaron un total de 855 muestras individuales positivas (0.3% de tasa de positividad individual). Cada grupo positivo tenía de 1 a 10 (media: 1.6, mediana: 1) muestras que dieron positivo en la prueba de desconvolución. Al analizar la tendencia de positividad entre los grupos, se observaron picos en los días posteriores a los fines de semana largos y feriados. En promedio, los resultados de las pruebas agrupadas estuvieron disponibles y se informaron a las instituciones en un plazo de 18 a 30 horas desde la recolección de la muestra. En el caso de detección de SARS-CoV-2 dentro de un grupo, los resultados individuales se informaron dentro de las 6 a 8 horas posteriores a la publicación de un resultado agrupado. Por lo tanto, en promedio, se proporcionó un resultado de diagnóstico individual, después de dos rondas de pruebas, dentro de las 24 a 38 h posteriores a la recolección de la muestra, y el tiempo de viaje fue el factor más importante en el tiempo de respuesta. El costo de la prueba agrupada inicial fue en promedio de $ 10 dólares americanos por persona para todas las escuelas participantes. Las pruebas agrupadas no alteraron significativamente la sensibilidad del ensayo molecular en términos de medidas cualitativas (tasa de detección del 100% en muestras agrupadas e individuales) y cuantitativas (valores de umbral de ciclo comparables entre muestras agrupadas e individuales). La detección de SARS-CoV-2 en la saliva fue comparable a la del hisopado nasofaríngeo. El hecho de agrupar las muestras redujo sustancialmente los costos asociados con las pruebas de PCR y permitió a las escuelas evaluar rápidamente la transmisión y ajustar los protocolos de prevención según fuera necesario. En un caso, la transmisión del virus en la escuela se determinó dentro de la oficina principal y llevó a la revisión y análisis de los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado.  

Conclusiones
Al establecer pruebas semanales de bajo costo para estudiantes y profesores, el análisis de saliva agrupado para detectar la presencia de SARS-CoV-2 permitió a las escuelas determinar si se había producido transmisión, tomar decisiones basadas en datos y ajustar los protocolos de seguridad. Las pruebas agrupadas pueden ser un componente fundamental para la reapertura de escuelas al minimizar el riesgo de transmisión dentro de la escuela entre estudiantes y profesores. 
ua40317

Imprimir esta página
-->