Conceptos Categóricos

LA COINFECCIÓN POR CORONAVIRUS 2 DEL SÍNDROME RESPIRATORIO AGUDO GRAVE Y VIRUS DEL DENGUE

LA COINFECCIÓN POR CORONAVIRUS 2 DEL SÍNDROME RESPIRATORIO AGUDO GRAVE Y VIRUS DEL DENGUE


Brasilia, Brasil
No considerar la coinfección por coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave y virus del dengue puede afectar tanto a nivel individual como comunitario, especialmente en áreas endémicas.

BMC Infectious Diseases 21(727):1-8

Autores:
Espindola LS

Institución/es participante/s en la investigación:
Universidade de Brasília

Título original:
SARS-CoV-2/DENV Co-infection: a Series of Cases from the Federal District, Midwestern Brazil

Título en castellano:
Coinfección por SARS-CoV-2/DENV: Una Serie de Casos del Distrito Federal, Medio Oeste de Brasil

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.96 páginas impresas en papel A4
Introducción
Desde el brote de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19, por sus siglas en inglés), más de 179.7 millones de personas han sido infectadas por el SARS-CoV-2 en todo el mundo. Esto incluye la población que vive en regiones endémicas de dengue, en particular América Latina y el sudeste asiático, lo que genera preocupación por el impacto de posibles coinfecciones por el virus del dengue (DENV, por sus siglas en inglés) y el SARS-CoV-2. En Brasil y otros países tropicales, el SARS-CoV-2 se notificó por primera vez durante una epidemia en curso de dengue, y el medio oeste de Brasil presentó la incidencia más alta en todo el país. Debido a las similitudes en sus perfiles epidemiológicos y clínicos, se han informado coinfecciones por DENV con otros síndromes febriles. A la luz del escenario pandémico actual, diversas otras infecciones pueden compartir una variedad de síntomas con el COVID-19. Se dispone de datos limitados en la bibliografía sobre la coinfección por SARS-CoV-2 y DENV, con un solo caso notificado en una zona urbana de Brasil. Por lo tanto, es necesario comprender el espectro de esta coinfección para un diagnóstico oportuno y un manejo clínico personalizado, que podría salvar vidas en casos graves. La presente investigación describe una serie de 13 pacientes con coinfección por SARS-CoV-2 y DENV en Brasil con el objetivo de revelar detalles importantes de esta coinfección emergente considerando el diagnóstico, el manejo clínico y las posibles medidas de prevención.  

Métodos
El presente estudio retrospectivo evaluó 13 pacientes mayores de 18 años coinfectados por SARS-CoV-2 y DENV diagnosticados en un hospital universitario ubicado en el medio oeste de Brasil entre abril y septiembre de 2020. Los pacientes que fueron diagnosticados con COVID-19 y el dengue mediante pruebas de laboratorio dentro de un período máximo de 15 días. La información recopilada de los registros médicos hospitalarios incluyó los hallazgos clínicos y de laboratorio más relevantes, como la presentación clínica (síndrome febril respiratorio agudo [SFRA] o síndrome febril agudo indiferenciado [SFAI]; comorbilidades condiciones concomitantes; necesidad de hospitalización; recuento de plaquetas; recuento de linfocitos; y los principales signos y síntomas en la primera evaluación. Además, se recopiló información sobre el proceso de diagnóstico, desde el diagnóstico inicial hasta el final de la infección concomitante por SARS-CoV-2 y DENV, incluyendo: un eventual retraso entre el primer diagnóstico y el final; la descripción de las intervenciones terapéuticas, junto con medidas farmacológicas, preventivas y de autocuidado; y los resultados evaluados por el médico y el seguimiento.  

Resultados
De los 13 casos de coinfección por SARS-CoV-2 y DENV, con edades comprendidas entre 27 y 79 años, 7 pacientes eran mujeres y 7 pacientes presentaban SFAI. Se presentaron morbilidades preexistentes en 4 pacientes, incluida diabetes en un paciente, diabetes e hipertensión en un paciente, hipopituitarismo y tumor hipofisario en un paciente, e hipopituitarismo e insuficiencia suprarrenal en otro paciente. Además, dos pacientes estaban embarazadas. Una de las pacientes embarazadas dio a luz sin complicaciones durante el curso de la coinfección por SARS-CoV-2 y DENV. La otra paciente embarazada, presentó diabetes gestacional, gastritis crónica y depresión, pero no experimentó complicaciones relacionadas con el embarazo hasta la décima semana de gestación. Un total de seis pacientes presentaron trombocitopenia y solo un paciente presentó linfopenia. Los síntomas y signos clínicos más frecuentes informados en la primera evaluación fueron mialgia, fiebre y disnea. En seis casos, el diagnóstico inicial fue de dengue, lo que retrasó el diagnóstico de infecciones concomitantes. Después de un período de retraso, que oscilaba entre 2 y 12 días, estos pacientes también fueron diagnosticados con COVID-19. La sospecha de coinfección por SARS-CoV-2 en estos pacientes se planteó principalmente debido a la persistencia o aparición de fiebre o síntomas respiratorios. Por el contrario, en un caso, el paciente fue diagnosticado primero con COVID-19 y 6 días después también con dengue. En seis casos, el diagnóstico inicial fue coinfección por SARS-CoV-2 y DENV. Estos pacientes fueron diagnosticados inicialmente con ambas infecciones debido a observaciones previas de casos de coinfección en el hospital. Cuatro de los seis casos diagnosticados inicialmente como dengue ocurrieron en los primeros 2 meses de la pandemia de COVID-19. Las intervenciones terapéuticas aplicadas con mayor frecuencia fueron los antibióticos y analgésicos. También se aplicaron medidas no farmacológicas, como hidratación con infusión de cloruro de sodio al 0.9% en tres casos y oxígeno en un paciente. En total, cuatro pacientes fueron hospitalizados. Ninguno de estos pacientes presentó dengue con signos de alarma o dengue grave, y ninguno fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos ni falleció. La mejoría clínica se verificó en todos los pacientes después de un máximo de 21 días.  

Conclusiones
Los casos reportados en el presente informe resaltan los desafíos en el diagnóstico diferencial y la importancia de considerar las infecciones concomitantes, especialmente para mejorar el manejo clínico y las posibles medidas de prevención. No considerar la coinfección por SARS-CoV-2 y DENV puede afectar tanto a nivel individual como comunitario, especialmente en áreas endémicas. 
ua40317

Imprimir esta página
-->