Conceptos Categóricos

COVID PROLONGADA EN ADULTOS DADOS DE ALTA DE HOSPITALES DEL REINO UNIDO DESPUÉS DE COVID-19

COVID PROLONGADA EN ADULTOS DADOS DE ALTA DE HOSPITALES DEL REINO UNIDO DESPUÉS DE COVID-19


Glasgow, Reino Unido
Los resultados del presente estudio, en el cual se aplicó el protocolo de caracterización clínica ISARIC de la OMS, indican que los pacientes que sobreviven a enfermedad por coronavirus 2019 a menudo presentan síntomas a largo plazo, nueva discapacidad o agravamiento de la discapacidad preexistente, aumento de la dificultad para respirar y deterioro de la calidad de vida. Estas manifestaciones se observaron, incluso, en sujetos previamente sanos en edad laboral y fueron, en su mayoría, mujeres jóvenes.

The Lancet Regional Health - Europe

Autores:
Scott JT

Institución/es participante/s en la investigación:
MRC-University of Glasgow Centre for Virus Research

Título original:
Long Covid in Adults Discharged from UK Hospitals After Covid-19: A Prospective, Multicentre Cohort study Using the ISARIC WHO Clinical Characterisation Protocol

Título en castellano:
COVID Prolongada en Adultos Dados de Alta de Hospitales del Reino Unido después de COVID-19: Estudio Prospectivo y Multicéntrico de Cohorte con el Protocolo de Caracterización Clínica ISARIC de la OMS

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.84 páginas impresas en papel A4
Introducción
El conocimiento de la evolución a largo plazo después de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés), sigue siendo limitado. Sin embargo, cada vez existe más evidencia que demuestra que algunos pacientes que tienen COVID-19 aguda continúan con síntomas persistentes, es decir COVID prolongada o síndrome posCOVID (SPC). Diversos estudios realizados con pacientes internados y ambulatorios identificaron aquellos pacientes con COVID-19 con mayor riesgo de presentar síntomas persistentes y secuelas a largo plazo, renales, pulmonares y cardíacas. Estos síntomas parecen superponerse con los de otros síndromes posvirales y con aquellos que suelen aparecer en pacientes que estuvieron internados en unidades de cuidados intensivos, como debilidad muscular, fatiga y trastornos del sueño. La mayoría de los estudios clínicos destinados a la caracterización de la evolución a corto plazo de COVID-19 utilizaron como criterio principal de valoración a la mortalidad; se comprobó que los pacientes con comorbilidades preexistentes y de edad avanzada tienen riesgo aumentado de mortalidad por COVID-19. Sin embargo, la mayoría de las personas con COVID-19 sobrevive a la enfermedad aguda; la información acerca de la evolución de estos pacientes a largo plazo todavía es escasa. El número de sobrevivientes es cada vez más elevado, un fenómeno que pone de manifiesto la importancia de conocer con precisión el pronóstico en el largo plazo, desde la perspectiva de los pacientes, la sociedad y los sistemas de salud. La identificación de los grupos de riesgo alto de SPC permitiría implementar estrategias preventivas. El objetivo del presente estudio fue caracterizar la evolución clínica a largo plazo de pacientes con COVID-19 que debieron ser internados, para lo cual se aplicó el protocolo de caracterización clínica de la Organización Mundial de la Salud - International Severe Acute Respiratory and emerging Infections Consortium (ISARIC) WHO Clinical Characterisation Protocol (CCP-UK).  

Pacientes y métodos
Fueron analizados 327 pacientes con antecedente de internación por infección confirmada por coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (Severe Acute Respiratory Syndrome [SARS]-CoV-2), reclutados para el estudio prospectivo multicéntrico, al menos 3 meses después del alta. El criterio principal de valoración fue la recuperación referida por los propios enfermos, por lo menos 90 días después del inicio de los síntomas de COVID-19. Los criterios secundarios de valoración fueron los síntomas de reciente aparición, la discapacidad, valorada con la Washington Group Short Scale, la falta de aire, valorada con la MRC Dyspnoea scale, y la calidad de vida, analizada con el EQ5D-5L.  

Resultados           
El 55% de los pacientes refirió no haberse recuperado por completo. El 93% de los enfermos refirió síntomas persistentes. La fatiga fue el síntoma más común (83%), seguido por la falta de aire (54%). El 47% de los participantes refirieron aumento de la disnea en la MRC dyspnoea scale, en al menos un grado. La discapacidad de reciente inicio o el agravamiento de la discapacidad ocurrieron en el 24% de los enfermos. El valor del EQ5D-5L fue significativamente más desfavorable luego de la fase aguda de la enfermedad (mediana de la diferencia de 0.1 puntos en una escala de 0 a 1, rango intercuartílico: -0.2 a 0.0). Las mujeres de menos de 50 años tuvieron 5 veces menos riesgo de recuperación completa (odds ratio [OR] ajustado de 5.09, intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 1.64 a 15.74), con mayor frecuencia presentaron mayor discapacidad (OR ajustado de 4.22, IC 95%: 1.12 a 15.94), tuvieron el doble de riesgo de presentar fatiga importante (OR ajustado de 2.06, IC 95%: 0.81 a 3.31) y tuvieron 7 veces más riesgo de tener agravamiento de la falta de aire (OR ajustado de 7.15, IC 95%: 2.24 a 22.83), en comparación con los hombres de la misma edad.  

Conclusión
En el presente estudio, más de la mitad de los enfermos no refirió recuperación completa varios meses después de los síntomas de COVID-19; apareció discapacidad u ocurrió agravamiento de la misma en la cuarta parte de los enfermos y la calidad de vida se redujo considerablemente en un 10%. Las mujeres de menos de 50 años con antecedente de COVID-19 más grave tuvieron la peor evolución clínica a largo plazo.
ua40317

Imprimir esta página
-->