Conceptos Categóricos

EFICACIA Y SEGURIDAD DE LOS CORTICOIDES SISTÉMICOS PARA EL TRATAMIENTO DE COVID-19

EFICACIA Y SEGURIDAD DE LOS CORTICOIDES SISTÉMICOS PARA EL TRATAMIENTO DE COVID-19


Colonia, Alemania
Los resultados de la presente revisión sistemática Cochrane sugieren que los corticoides por vía sistémica probablemente reduzcan el número de muertes por cualquier causa, hasta 60 días después del tratamiento (9 estudios con 7930 pacientes). Según los resultados de un único ensayo con 299 enfermos, el tratamiento podría aumentar la cantidad de días sin necesidad de asistencia ventilatoria. Por el momento no se pueden establecer conclusiones firmes en relación con los efectos adversos graves (2 estudios con 678 pacientes) o el riesgo de infecciones intrahospitalarias (5 estudios con 660 enfermos).

Cochrane Database Systematic Reviews 8(14963):1-5

Autores:
Skoetz N

Institución/es participante/s en la investigación:
University of Cologne

Título original:
Systemic Corticosteroids for the Treatment of COVID-19 (Review)

Título en castellano:
Corticoides Sistémicos para el Tratamiento de COVID-19

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.09 páginas impresas en papel A4
Introducción
Los corticoides sistémicos se utilizan para el tratamiento de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés) por sus efectos antiinflamatorios. La evidencia global sugiere que los corticoides sistémicos reducen el riesgo de mortalidad, en pacientes con COVID-19; hasta ahora, esta clase de fármacos representan una de las pocas alternativas terapéuticas en estos pacientes. Sin embargo, el tamaño del efecto, la certeza de la evidencia, el esquema óptimo de terapia y los enfermos con más posibilidades de beneficiarse a partir del uso de estas drogas son aspectos que todavía no se conocen con precisión. El objetivo de la presente revisión sistemática Cochrane fue determinar si los corticoides sistémicos son eficaces y seguros, en pacientes con COVID-19.  

Métodos
Los artículos para la presente revisión, publicados hasta 16 de abril de 2021, se identificaron a partir del Cochrane COVID-19 Study Register (el cual incluye a PubMed, Embase, CENTRAL, ClinicalTrials.gov, WHO ICTRP, y MedRxiv), la Web of Science (el Science Citation Index, el Emerging Citation Index), y la base de datos de la WHO para COVID-19. Se consideraron estudios clínicos controlados y aleatorizados en los cuales se evaluaron los efectos de los corticoides sistémicos en pacientes con COVID-19, de manera independiente de la actividad de la enfermedad, la edad de los pacientes, el sexo o la etnia. Se consideraron los corticoides de cualquier tipo y administrados en cualquier dosis. Se efectuaron las siguientes comparaciones: corticoides sistémicos más cuidados habituales respecto de sólo cuidados habituales, comparaciones de dosis, comparaciones de momentos de administración (precozmente o de manera tardía), diferentes tipos de corticoides respecto de otras sustancias activas. Sin embargo, se excluyeron aquellos estudios en los cuales los corticoides se utilizaron para el tratamiento de COVID prolongada. Para la revisión se siguieron las pautas Cochrane. Se determinó el riesgo de sesgo; la calidad de la evidencia se clasificó según el esquema GRADE para diversas variables de evolución, como la mortalidad por cualquier causa, la cantidad de días sin necesidad de asistencia ventilatoria mecánica, la calidad de vida, los efectos adversos graves y las infecciones intrahospitalarias.  

Resultados
Se analizaron 11 estudios clínicos controlados y aleatorizados con 8075 pacientes, 7041 de ellos (87%) de países con recursos altos. Un total de 3072 pacientes recibieron corticoides por vía sistémica; en la mayoría de los enfermos se indicó dexametasona (n: 2322). Se identificaron 42 trabajos en marcha y otros 16 estudios que se completaron, pero sin datos disponibles al momento de la publicación de la revisión. Pacientes internados con diagnóstico presuntivo o confirmado de COVID-19 En 10 estudios clínicos controlados y aleatorizados con 7989 pacientes se analizaron los efectos de los corticoides sistémicos. Para los análisis, sin embargo, sólo se consideraron 9 estudios con los datos requeridos. Mortalidad por cualquier causa (en el momento del seguimiento más prolongado): el tratamiento con corticoides sistémicos más los cuidados habituales probablemente se asocie con reducción de la mortalidad por cualquier causa, en pacientes con COVID-19, en comparación con los cuidados habituales únicamente (mediana de 28 días; diferencia de riesgo de 30 por cada 1000 pacientes menos que el índice en el grupo control, de 275 por cada 1000 pacientes; risk ratio [RR] de 0.89, intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 0.80 a 1.00; 9 estudios clínicos; 7930 pacientes; evidencia de certeza moderada). Días sin necesidad de asistencia ventilatoria mecánica: El tratamiento con corticoides podría aumentar el número de días sin necesidad de asistencia ventilatoria mecánica (diferencia promedio de 2.6 días more más respecto del índice en el grupo control de 4 días, IC 95%: 0.67 a 4.53; 1 estudio clínico, 299 participantes; evidencia de certeza baja). Se destaca que estos resultados deben interpretarse con precaución por las limitaciones inherentes al criterio de valoración. Efectos adversos graves: Se analizaron sólo dos estudios clínicos controlados y aleatorizados con 678 pacientes; para el análisis de los efectos adversos y las infecciones intrahospitalarias se incluyeron datos de 5 ensayos con 660 enfermos. La evidencia fue de muy baja certeza; sólo se efectuó análisis descriptivo.   Otras comparaciones Se identificó un único trabajo en el cual se compararon los efectos de metilprednisolona y dexametasona. La evidencia para la mortalidad y la necesidad de asistencia ventilatoria mecánica es de muy baja certeza por el tamaño reducido de la muestra (n: 86). No se dispone de datos para otros criterios de valoración. No se identificaron comparaciones de dosis o de momentos de administración.   Pacientes ambulatorios con COVID-19 asintomática o leve No se han publicado estudios para esta valoración.  

Conclusiones
Evidencia de certeza moderada sugiere que los corticoides por vía sistémica probablemente se asocien con reducción de la mortalidad por cualquier causa, en pacientes internados por COVID-19. Aunque el tratamiento también podría aumentar la cantidad de días sin necesidad de asistencia ventilatoria mecánica, la evidencia en este sentido es de baja certeza. Como consecuencia de las limitaciones metodológicas de los estudios, los hallazgos para las variables de valoración asociadas con la necesidad de asistencia ventilatoria mecánica y con los posibles daños tienen poca aplicabilidad clínica. No se dispone de información para el uso de corticoides en COVID-19 asintomática o leve. Es muy posible que en un futuro cercano se disponga de más datos que motiven nuevas pautas en relación con el abordaje terapéutico.
ua40317

Imprimir esta página
-->