Conceptos Categóricos

EFECTOS DEL TRATAMIENTO PRECOZ DE COVID-19 CON ANAKINRA, SOBRE LA BASE DE LOS NIVELES PLASMÁTICOS DEL RECEPTOR SOLUBLE DE PLASMINÓGENO TIPO UROQUINASA

EFECTOS DEL TRATAMIENTO PRECOZ DE COVID-19 CON ANAKINRA, SOBRE LA BASE DE LOS NIVELES PLASMÁTICOS DEL RECEPTOR SOLUBLE DE PLASMINÓGENO TIPO UROQUINASA


Atenas, Grecia
Los resultados del estudio SAVE-MORE indican que la administración de anakinra por vía subcutánea durante 10 días, respecto de placebo, en pacientes con niveles de receptor soluble de activador de plasminógeno tipo uroquinasa (soluble urokinase plasminogen receptor [suPAR]) ? 6ng/ml, reduce significativamente la probabilidad de deterioro clínico a los 28 días. Los beneficios del tratamiento con anakinra se observan a partir del día 14 y persisten hasta el día 28.

Nature Medicine 1-22

Autores:
Giamarellos-Bourboulis EJ

Institución/es participante/s en la investigación:
National and Kapodistrian University of Athens

Título original:
Early Treatment of COVID-19 with Anakinra Guided by Soluble Urokinase Plasminogen Receptor Plasma Levels: a Double-blind, Randomized Controlled Phase 3 Trial

Título en castellano:
Tratamiento Precoz de COVID-19 con Anakinra, Guiado por los Niveles Plasmáticos del Receptor Soluble de Plasminógeno Tipo Uroquinasa: Estudio a Doble Ciego, Aleatorizado y Controlado de Fase III

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.94 páginas impresas en papel A4
Introducción
La evolución clínica de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés) es impredecible. Los pacientes pueden presentar deterioro clínico brusco e insuficiencia respiratoria grave, definida en presencia de cociente de PaO2/FIO2 por debajo de 150 mm Hg, con necesidad de asistencia ventilatoria no invasiva o asistencia ventilatoria mecánica. La identificación precoz de los pacientes con mayor riesgo de progresar a enfermedad grave y el inicio oportuno del tratamiento son factores decisivos para mejorar la evolución clínica. Se observó que los niveles plasmáticos del receptor soluble del activador del plasminógeno tipo uroquinasa (soluble urokinase plasminogen receptor [suPAR]) constituyen un marcador de predicción de la progresión a insuficiencia respiratoria grave o mortalidad en pacientes con COVID-19. Los niveles de suPAR aumentan más precozmente en el curso de la progresión de la enfermedad, en comparación con los de otros biomarcadores, como proteína C-reactiva, interleuquina (IL) 6, ferritina y dímeros D. Los niveles de suPAR reflejan la presencia de patrones moleculares asociados con daño (damage associated molecular patterns [DAMP]), como calprotectina e IL-1α, ambas posiblemente involucradas en la fisiopatogenia de la inflamación en COVID-19. Los aumentos precoces de los niveles de suPAR predicen el riesgo de progresión a insuficiencia respiratoria grave y de mortalidad. Por lo tanto, se propuso un abordaje de dos pasos para pacientes con COVID-19, por medio de la aplicación de los niveles de suPAR para decidir el inicio de la terapia con anakinra, un antagonista recombinante del receptor de IL-1 que suprime la actividad de IL-1α e IL-1β. En el estudio abierto de fase II SAVE, este abordaje se asoció con reducción del 70% en el riesgo relativo de progresión a insuficiencia respiratoria grave y con reducción significativa de la mortalidad a los 28 días, en asociación con el uso de anakinra, respecto de los cuidados convencionales. El estudio suPAR-guided Anakinra treatment for Validation of the risk and Early Management Of seveRE respiratory failure by COVID-19 (SAVE-MORE) es un estudio piloto de confirmación, de fase III, aleatorizado y a doble ciego destinado a conocer la eficacia y la seguridad del inicio del tratamiento con anakinra, en pacientes internados por COVID-19 moderada a grave. El criterio principal de valoración fue la eficacia y la seguridad del tratamiento en la escala de 11 puntos de la OMS, a los 28 días de su inicio.  

Métodos
El estudio SAVE-MORE fue una investigación aleatorizada y controlada, a doble ciego, para la determinación de la seguridad y la eficacia del tratamiento con anakinra, un inhibidor de IL-1α/β, en 594 pacientes con COVID-19 y riesgo de progresión a insuficiencia respiratoria, a juzgar por la presencia de niveles plasmáticos de suPAR ≥6 ng/ml; el 85.9% (n = 510) de los enfermos recibía tratamiento con dexametasona.  

Resultados
A los 28 días, el riesgo proporcional ajustado de deterioro clínico (según la escala de 11 puntos de la OMS - Clinical Progression Scale [CPS]) con anakinra, respecto de placebo, fue de 0.36 (intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 0.26 a 0.50). A los 28 días se registró una disminución en la mediana de la CPS respecto de los valores basales de 3 y 4 puntos en el grupo placebo y con tratamiento con anakinra, respectivamente (odds ratio (OR) = 0.40, p < 0.0001). La mediana de la reducción en el puntaje de la Sequential Organ Failure Assessment (SOFA) al séptimo día, respecto de los valores de inicio, fue de 0 y 1 puntos, en el mismo orden (OR = 0.63, p = 0.004). La mortalidad a los 28 días disminuyó significativamente en  los pacientes que recibieron tratamiento con anakinra (hazard ratio = 0.45, p = 0.045); en estos enfermos, la internación fue de menor duración.  

Conclusión
En el estudio SAVE-MORE se evaluaron la eficacia y la seguridad de un nuevo abordaje terapéutico en pacientes con COVID-19, basado en la identificación precoz de los pacientes con riesgo alto de evolución clínica desfavorable, por medio de la determinación de los niveles de suPAR para el inicio del tratamiento con anakinra. Los resultados indican que la administración de anakinra por vía subcutánea durante 10 días, respecto de placebo, en pacientes con niveles de suPAR ≥ 6ng/ml, reduce significativamente la probabilidad de deterioro clínico a los 28 días. Los beneficios del tratamiento con anakinra se observaron a partir del día 14 y persistieron hasta el día 28. El porcentaje de pacientes con recuperación completa fue superior al 50% y el número de pacientes que permanecieron en estado grave se redujo en 54%. En conclusión, el inicio precoz del tratamiento con anakinra, según los niveles de suPAR en pacientes internados por COVID-19 moderada a grave, reduce significativamente el riesgo de deterioro clínico a los 28 días.
ua40317

Imprimir esta página
-->