Conceptos Categóricos

EVOLUCIÓN AL AÑO LUEGO DEL SÍNDROME INFLAMATORIO MULTISISTÉMICO EN ASOCIADO CON COVID-19 EN NIÑOS

EVOLUCIÓN AL AÑO LUEGO DEL SÍNDROME INFLAMATORIO MULTISISTÉMICO EN ASOCIADO CON COVID-19 EN NIÑOS


Nottingham, Reino Unido
Los datos del presente estudio sugieren que una minoría de pacientes con antecedente de síndrome inflamatorio multisistémico asociado con la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) puede presentar morbilidad sustancial a largo plazo; sin embargo, la información en conjunto indica que la mayoría estos pacientes presenta evolución clínica favorable, sin secuelas importantes a mediano y largo plazo.

JAMA Pediatrics

Autores:
Davies P

Institución/es participante/s en la investigación:
Nottingham Children’s Hospital

Título original:
One-Year Outcomes of Critical Care Patients Post–COVID-19 Multisystem Inflammatory Syndrome in Children

Título en castellano:
Evolución al Año luego de COVID-19 Grave en Niños con Síndrome Inflamatorio Multisistémico

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.82 páginas impresas en papel A4
Introducción
Se dispone de muy poca información acerca de la evolución clínica a mediano y largo plazo de pacientes que presentan síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico temporalmente asociado con la infección por coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (Pediatric inflammatory multisystem syndrome temporally associated with Severe Acute Respiratory Syndrome [SARS]-CoV-2 [PIMS-TS]) o síndrome inflamatorio multisistémico en niños (multisystem inflammatory syndrome in children [MIS-C]). En estudios previos se refirió la evolución a corto plazo, a 40 días, y a 6 meses. En el presente estudio se analiza la evolución clínica al año.  

Pacientes y métodos
Se obtuvieron datos de un estudio nacional multicéntrico previo, realizado en el Reino Unido, con pacientes que requirieron cuidados intensivos, antes de mayo de 2020, y datos acerca de las nuevas internaciones en unidades de cuidados intensivos (UCI) y los seguimientos ambulatorios hasta abril de 2021, es decir al año de la internación inicial. La frecuencia de los controles dependió de cada centro. Se aplicaron métodos estadísticos descriptivos.  

Resultados
Se analizaron los datos de 68 de 76 pacientes (89%) de la cohorte inicial. La evolución a los 6 meses se comunicó en un estudio previo. No se registraron decesos; 2 pacientes (3%) requirieron nuevas internaciones en UCI, ambas no relacionadas con complicaciones del PIMS-TS o con la terapia inmunomoduladora. La mediana de la internación fue de 10 días (rango intercuartílico [RIC] de 7 a 14 días); ningún paciente requirió sostén respiratorio luego del alta. Sólo 2 de 65 estudios (3%), 2 de 59 estudios (3%) y 1 de 60 estudios (2%) mostraron resultados anormales para la proteína C-reactiva, el dímero D y la troponina, respectivamente, en muestras de sangre obtenidas más de 50 días después de la internación. En todas esas determinaciones se observaron niveles normales de linfocitos, neutrófilos, plaquetas, creatinina, ferritina y alanina transaminasa. En los estudios ecocardiográficos, entre los pacientes que presentaron aneurismas, 14 de 19 tuvieron resolución de las lesiones, en tanto que entre los enfermos que presentaron subjetivamente “coronarias brillantes”, 9 de 10 tuvieron resolución de este hallazgo, y 1 enfermo  presentó progresión y formación de aneurisma (en este paciente, la última ecocardiografía se realizó a los 86 días después de la internación). Todos los pacientes con antecedente de anormalidades de la función sin aneurismas presentaron recuperación al día 74. Los 6 pacientes (9%) con anormalidades ecocardiográficas persistentes presentaron cambios aneurismáticos; la última ecocardiografía se realizó entre los días 86 y 336 luego de la internación. En el momento de la internación, estos 6 pacientes tuvieron una mediana de niveles de PCR de 22.1 mg/dl (RIC de 6.6 a 36.9 mg/dl), en comparación con 25.8 mg/dl (RIC de 18.2 a 32.3 mg/dl) en los pacientes sin trastornos aneurismáticos en los estudios realizados durante el seguimiento, recuento de linfocitos de 1100/µl (600 a 3300/µl), en comparación con 900/µl (500 a 1400/µl), y recuento de plaquetas de 217 ×103/µl (128 a 368 ×103/µl), en comparación con 151 ×103/µl (85 a 198×103/µl). De manera llamativa, la mediana de los niveles séricos de troponina fueron significativamente más bajos en los pacientes con aneurismas, en comparación con los enfermos sin estas anormalidades (0.06 ng/ml [0.02 a 0.418 ng/ml], respecto de 0.157 ng/ml [0.033 a 0.81 ng/ml]; p = 0.02). Los 6 pacientes fueron tratados con inmunoglobulina intravenosa, en comparación con 46 de 62 de los pacientes restantes; 5 de 6 recibieron esteroides, en comparación con 46 de 62; y 1 de 6 fue tratado con agentes biológicos, en comparación con 13 de 62. Cinco de 6 pacientes eran varones de origen africano o caribeño, el paciente restante era 1 niña caucásica; la edad fue de 0 a 13 años (mediana de 8.75 años).  

Conclusión
Si bien los datos del presente estudio sugieren que una minoría de pacientes puede presentar morbilidad sustancial a largo plazo, la información, aunque con limitaciones por cuestiones metodológicas del estudio, indica que la mayoría de pacientes con MIS-C presenta evolución clínica favorable, sin secuelas importantes a mediano y largo plazo.
ua40317

Imprimir esta página
-->