Conceptos Categóricos

CORTICOIDES INTRANASALES Y EVOLUCIÓN CLÍNICA DE LA ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS 2019

CORTICOIDES INTRANASALES Y EVOLUCIÓN CLÍNICA DE LA ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS 2019


Cleveland, EE.UU.
Los resultados del presente estudio demuestran que el tratamiento con corticoides intranasales se asocia con riesgo reducido de internación, internación en unidad de cuidados intensivos y de mortalidad, en pacientes con COVID-19. Sin embargo, se requieren estudios clínicos controlados y aleatorizados para determinar los efectos de estos fármacos sobre variables de evolución clínica adversa de COVID-19.

Journal of Allergy and Clinical Immunology. In Practice 9(11):3934-3940

Autores:
Zein JG

Institución/es participante/s en la investigación:
Cleveland Clinic Main Campus

Título original:
Intranasal Corticosteroids Are Associated with Better Outcomes in Coronavirus Disease 2019

Título en castellano:
Los Corticoides Intranasales de Asocian con Mejor Evolución Clínica de la Enfermedad por Coronavirus 2019

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.12 páginas impresas en papel A4


Introducción
La pandemia de enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés), causada por coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (Severe Acute Respiratory Syndrome [SARS]-CoV-2), se ha asociado con consecuencias adversas sin precedentes para la población. Las manifestaciones clínicas y la evolución clínica de COVID-19 son sumamente heterogéneas; los índices más altos de mortalidad y de enfermedad grave se observan en pacientes con ciertos factores de riesgo, como la edad avanzada, el sexo masculino, la hipertensión arterial, la diabetes y la obesidad. Tanto en los enfermos sintomáticos, como en los pacientes asintomáticos, se detectan cargas virales más altas en muestras de hisopado nasal en comparación con las muestras de hisopado de fauces, un hallazgo que sugiere que el epitelio nasal es la principal vía para el ingreso del virus y su transmisión. Estos hallazgos han sido referidos para otras infecciones virales, entre ellas la influenza. En COVID-19, el virus ingresa a las células del tracto respiratorio por medio de la enzima convertidora de angiotensina (ECA)2 y la serina proteasa transmembrana 2 (TMPRSS2). La proteína de la espiga (S) de SARS-CoV-2 utiliza la ECA2 como receptor para la entrada a las células; la TMPRSS2 participa en la activación de la proteína S. La expresión de ECA2 varía significativamente en distintas regiones del tracto respiratorio; la expresión más alta se registra en nariz, y en el tracto respiratorio inferior. La expresión de ECA2 también depende de la edad; los niveles son más bajos en los niños, en comparación con los adultos. Por lo tanto, la mayor susceptibilidad para la infección y la mayor gravedad de la enfermedad en sujetos de edad avanzada podrían estar, en parte, relacionadas con la expresión diferencial de la ECA2. La inflamación alérgica también podría modificar este proceso. Se observó que la IL-13 modula la expresión de los genes de ECA2 y TMPRSS2 en células del epitelio respiratorio, obtenidas de pacientes con asma y atopía. Asimismo, la eosinofilia, definida en presencia de un recuento absoluto de eosinófilos en sangre periférica de > 0.15 × 103 células/μl, se asoció con riesgo reducido de internación, en un estudio con 317 pacientes con asma y COVID-19. Sin embargo, los efectos beneficiosos de la eosinofilia observados en ese estudio pudieron haber estado influidos, en parte, por el uso de corticoides inhalatorios (CI). De hecho, la utilización de CI en un subgrupo de pacientes reclutados en el National Institutes of Health - National Heart, Lung and Blood Institute Severe Asthma Research Program (SARP) se asoció con expresión reducida de ECA2 y de TMPRSS2 en células de esputo; sin embargo, la expresión de ambos genes no difirió significativamente en las células epiteliales del tracto respiratorio inferior de pacientes asmáticos del SARP respecto de individuos sin asma. En células epiteliales de las vías aéreas obtenidas por broncoscopia de pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica, tratados con CI, también se comprobó menor expresión de EAC2 y de TMPRSS2. Asimismo, en un estudio clínico reciente de fase II, abierto y aleatorizado con 146 pacientes, la administración precoz de budesonida inhalatoria redujo la mediana de tiempo hasta la recuperación, luego de COVID-19 en estadio temprano, en 1 día. El tratamiento también disminuyó la utilización de recursos para la salud. Hasta ahora, en cambio, el papel de los corticoides intranasales (CIN) en COVID-19 no se ha determinado. En función de la mayor expresión de ECA2 en la mucosa nasal, los autores realizaron el presente estudio con la finalidad de determinar sin el uso de CIN, al suprimir la carga viral y la expresión de receptores para SARS-CoV-2, podría conferir protección en pacientes con COVID-19, en términos del riesgo de internación, internación en unidades de cuidados intensivos (UCI) y mortalidad.

Pacientes y métodos
Para el presente estudio se utilizó la información proporcionada por el Cleveland Clinic COVID-19 Research Registry; se analizaron cohortes emparejadas por puntajes de propensión para el tratamiento con CIN antes de la infección por SARS-CoV-2 (desde 1 de abril de 2020 hasta 31 de marzo de 2021). Entre 82 096 sujetos con infección confirmada, 72 147 pacientes de 18 años o más reunieron los criterios de inclusión. Los criterios principales de valoración fueron la necesidad de internación, la internación en UCI, y la mortalidad intrahospitalaria.

Resultados
Entre los 12 608 (17.5%) pacientes internados (17.5%), 2935 (4.1%) necesitaron internación en UCI y 1880 (2.6%) fallecieron durante la internación. Un porcentaje significativo (n = 10 187; 14.1%) de pacientes estaba tratado con CIN antes de la infección por SARS-CoV-2. En comparación con los pacientes no tratados, los pacientes que utilizaban CIN tuvieron riesgo reducido de internación (odds ratio [OR] ajustado de 0.78; intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 0.72 a 0.85), de internación en UCI (OR ajustado de 0.77; IC 95%: 0.65 a 0.92), y de mortalidad intrahospitalaria (OR ajustado de 0.76; IC 95%: 0.61 a 0.94). Los mismos resultados se obtuvieron en análisis de sensibilidad en los cuales se excluyeron aquellos pacientes tratados con CI y los enfermos con rinitis alérgica. El efecto beneficioso de los CIN fue significativo luego del ajuste según el recuento basal de eosinófilos en sangre periférica, valorado antes de las pruebas para la detección de infección por SARS-CoV-2, en un subgrupo de 30 289 pacientes.

Conclusión
Los resultados del presente estudio demuestran que el tratamiento con CIN se asocia con riesgo reducido de internación, internación en UCI y de mortalidad, en pacientes con COVID-19. Sin embargo, se requieren estudios clínicos controlados y aleatorizados para determinar los efectos de los CIN sobre las variables de evolución clínica adversa de COVID-19.

 
ua40317

Imprimir esta página
-->